Trenza del oro

La hija de un humilde campesino fue capturada por una malvada bruja, que encerró en una torre muy alta sin ninguna salida al exterior.

La niña fue creciendo y, con ella, su extensa trenza dorada.

Habían pasado varios años, cuando una tarde el príncipe del país rondaba por aquel bosque y, a lo lejos, escucho una hermosa y triste canción.

Al joven príncipe le picó la curiosidad y fue a mirar, pero la torre era demasiado alta.

trenza-de-oroOtra tarde observó cómo desde la ventana bajaba una larga trenza y por ella trepaba una anciana.

Esperó a que la anciana saliera y trepó por la larga trenza dorada; allí arriba se encontró con una joven que lloraba amargamente.

-No llores más. Ahora que me sé el camino, vendré para hablar contigo y para escucharte cantar.

Sin embargo, la anciana que en realidad era una bruja sospechó que algo cambió a la niña, pues las canciones ya no eran tristes.

Un día la malvada bruja se presentó de improviso en lo alto de la torre y cuando trepaba el príncipe, la bruja lo empujó al vacío.

De la fuerte caída, el príncipe quedó ciego y, avergonzado, decidió huir.

Mientras, la niña de la trenza dorada consiguió por fin huir de aquella torre.

Estuvo caminando por el bosque durante horas, agotada se posó en una roca, cantó una de sus canciones tristes.

El príncipe, que merodeaba por el lugar, reconoció la voz de su amada…Desde entonces nunca más volvió a separarse de ella.

Fin

Cuentos para niños