Los tres cerditos ( Versión original)

Portada de Cuento de los Tres Cerditos

Una vez hubo una familia con tres pequeños cerditos y como no tenían suficiente para mantenerse, salieron de su hogar para buscar fortuna.

Los tres cerditos buscan fortuna
Los tres cerditos con su madre
Los tres cerditos con su madre jugando

 

El primero que salió se encontró con un hombre con un fardo de paja, y le dijo: “Por favor, hombre, deme esa paja para construirme una casa”; lo cual hizo el hombre, y el pequeño cerdo construyó una casa con la paja. Luego llegó un lobo, llamó a la puerta y dijo:”Cerdito, cerdito, déjame entrar en tu casa”, y el cerdito contesto:”No, no, no te voy a dejar entrar”. Entonces, voy a soplar y soplaré tu casa, dijo el Lobo. Así que resopló y resopló, y derrumbo la casa del cerdito y se lo comió.

Paja para construir la casita del primer Cerdito
El primer Cerdito en su casa de paja

El segundo Cerdito se encontró con un Hombre con un manojo de ramas” Por favor, hombre, dame las ramas para construir una casa “, lo cual hizo el hombr, y el Cerdito construyó su casa.

Luego vino el lobo y dijo: “Cerdito, cerdito, déjame entrar”. No, no te dejaré entrar, dijo el Cerdito, y el lobo le contesto :”Pues destruiré tu casa. Así que resopló e infló su boca, y resopló y resopló, y finalmente derribó la casa, y se comió al segundo Cerdito.

El segundo cerdito en su casa de ramas de madera
El lobo del cuento de los tres cerditos después de comerse un cerdito
El tercer cerdito construyendo su casita de ladrillo

El tercer Cerdito se encontró con un hombre que llevaba ladrillos, “Por favor, hombre, deme esos ladrillos para construir una casa”, entonces el hombre le dio los ladrillos, y se construyó su casa con ellos. Así que cuando llegó el lobo, dijo: “Cerdito, Cerdito, déjame entrar”,”No, no te dejaré entrar” dijo el Cerdito, “Entonces resoplaré y soplaré, y destruiré tu casa-dijo el lobo.

El lobo intenta tirar la casa de ladrillos, pero no puede
El tercer cerdito construyendo su casa de ladrillos

Él resopló e infló su gran boca, y resopló y dio un bufidos, y él resopló y resopló; pero no pudo derribar la casa. Cuando se dio cuenta de que no podía, con todos sus soplidos volar la casa, dijo: “Cerdito, sé dónde hay un buen campo de nabos”, .¿Dónde?” dijo el Cerdito,”en el campo de casa del Sr. Smith, y si quieres podemos ir los dos juntos mañana y tendremos para cenar. ” Muy bien, “dijo el Cerdito,” Estaré listo. ¿A qué hora quieres ir? ” A las seis en punto “.

El Cerdito recogiendo nabos
El Cerdito cocinando los nabos
El tercer cerdito se levanta temprano

El Cerdito se levantó temprano y fue a recoger los nabos del campo del señor Smith, y estuvo en casa antes de las seis. Cuando llego el lobo, llamo a la puerta y dijo, “Cerdito, ¿estás listo?” “¡Listo!” dijo el pequeño Cerdo, “Ya he ido a recoger los nabos y los he puesto en la olla para la cena”.

El Lobo se enfadó mucho por ello, pero pensó que de alguna manera iba a comerse al Cerdito, entonces le dijo: “Cerdito, sé dónde hay buenas manzanas”. ¿Dónde? “, Dijo el Cerdo.” Abajo, en el jardión de Mery, “contestó el Lobo, y si no me engañas, vendré por ti mañana a las cinco, e iremos juntos.

El tercer cerdito subido al manzano
El tercer cerdito salta del manzano y se va corriendo a casa

 

El Cerdito cuando eran las cuatro de la tarde, se puso nervioso, y se fue por las manzanas, con la esperanza de volver antes de que llegara el lobo; pero el jardín de Mary estaba más lejos y tardó más de los esperado en llegar, mientras estaba subido al manzano, vio venir al Lobo y se asustó mucho …. cuando el Lobo se acercó, dijo: “Cerdito, ¿cómo que estás aquí antes que yo? ¿Son buenas manzanas?” “Uuummmm, muy buenas”, dijo el Cerdito; “Te lanzaré una”. Y se lo arrojó lejos para que, mientras el Lobo fuera a recogerla, el cerdito bajo y regresó a su casa. El día siguiente el lobo volvió y le dijo al Cerdito: “Cerdito, esta tarde irás al pueblo, han puesto la Feria? “Oh, sí”, dijo el Cerdo, “¿a qué hora estarás preparado?”

El tercer cerdito en la feria del pueblo
El lobo persigue al tercer cerdito
El tercer cerdito escondido en el cesto
El tercer cerdito se esconde en el cesto y rueda por la colina asustando al lobo

 

A las tres “, dijo el lobo.
El Cerdito llego antes de la hora, como de costumbre, y cuando llegó al pueblo, fue al mercado, y compró una bonita cesta, y ya estaba de camino a casa, cuando vio al Lobo que lo perseguía corriendo. No sabía que sucedía. Así que se metió en la cesta que llevaba, pero esta cayó al suelo, y empezó a rodar, y rodó colina abajo con el Cerdito dentro, lo que asustó tanto al Lobo que corrió a su casa.

El lobo sube a la chimenea de la casita del tercer cerdito

El tercer cerdito se comió al lobo cuando estuvo cocinado.

El tercer cerdito tapa la olla cuando cae el lobo dentro.El lobo fue a la casa del Cerdito, y le contó lo asustado que estaba, ya que vió algo muy raro bajando por la colina. Luego, el pequeño Cerdito, dijo: “Te asusté, no lo sabía. Había estado en el pueblo y compré una cesta, y cuando te vi me metí en ella y rodé colina abajo”.

Entonces el Lobo se enfadó aún más, y le dijo que se lo iba a comer, y que iba a entrar en su casa por la chimenea.

El tercer cerdito vivió feliz el resto de sus días.

Cuando el Cerdito lo oyó, avivó el fuego y puso una gran olla con agua, y al oir que bajaba el lobo, quitó la tapa de la olla, y el lobo cayó dentro, y enseguida el Cerdito la tapó, y con el agua hirviendo el lobo murió, y cuando estuvo bien cocinado el Cerdito se lo comió, y vivió feliz para siempre.

Contraportada del cuento de los tres cerditos

 

Cuentos para niños